28/5/12

Mujer inmensa

(Poema escrito el 1 de diciembre de 2008)




Mujer inmensa… torre blanca y posesiva… no agaches la mirada, mi vientre te regala mi temblor más ciudadano... belleza silenciosa, inmejorable sueño de gigantes… tu cuerpo es mi semilla, mis pistilos… mi tallo a sangre viva… mi fotosíntesis… tu cuerpo es el sendero luminoso de mi obstinada religión sin nombre.
Mujer inmensa… torre blanca y posesiva… reliquia de mis huellas del pasado, vorágine futura del ciempiés.  Camino por tu fiebre… me jacto del calor de tu contacto… me río sin espejos que me escuchen, me muerdo en tus palabras y discursos… no sé cómo decirlo… no sé si debo hacerlo… tu cuerpo es Dios.
Mujer inmensa… torre blanca y posesiva… me duele hablar de un todo sin tu ausencia, me arañan la vergüenza y los rebaños… la paz es tu esencia virginal, tu sal desesperada, tu cansancio… falacia de los mares que se acaban… vapores de los sueños que despiertan… me caigo de ese toldo que me apaña… y vuelvo a ver tu cuerpo en mis demonios…
Mujer inmensa… torre blanca y posesiva… fetiche pretensioso de las almas… te veo en cada instante, en cada sombra… te busco en cien excusas… no sé mentir tu voz en mi garganta… no puedo con el pan de cada día, no puedo convencerlos si me faltas… tu cuerpo es mi templanza, mi optimismo… tu lluvia mi promesa de después…
Mujer inmensa… torre blanca y posesiva…  te quiero como quieren los poetas… te pierdo como pierden los que dan... mujer inmensa… libertad...
Maximiliano Postay







1 comentario:

  1. silvia jacobi10/6/12 12:51

    Creo, realmente creo, que un poema ( como el tuyo Maxi) atentan contra la lógica del diálogo y generan el desafío de encontarnos con el libre albedrío de nuestra interpretación y en consecuencia con la posibilidad de nuestro error y con ese silencio aveces insoportable, tal vez porque estamos demasiado acostumbrados a utilizar el diccionario. Porque creo, realmente creo,que un poema ( como
    el tuyo)no plantean la certeza de una certeza indefinible sino la libertad de la duda. Mi mujer inmensa...
    Gracias. Silvia.

    ResponderEliminar