9/5/13

CONVOCATORIA NACIONAL

Hacia un abolicionismo penal posible.

El Espacio de Pensamiento, Praxis y Militancia Abolicionista del Encierro y Toda Otra Variante Punitiva LOCOS, TUMBEROS y FALOPEROS (LTF), convoca a organizaciones sociales, estudiantes, profesionales, operadores, víctimas del sistema penal y familiares a colaborar en la realización de un “Plan Integral”, cuyo objetivo central sea la elaboración de un trazado político -materialmente posible- que apunte a reducir en el corto, mediano y largo plazo la estructura carcelaria y sus, por demás nefastas, consecuencias, iniciando de esta manera una suerte de “tránsito” o “etapa previa” hacia el ideal abolicionista al que claramente adherimos.  

Para ello solicitamos que desde todo el país, nos hagan llegar inquietudes, discusiones, propuestas concretas, experiencias, antecedentes jurisprudenciales, programas y proyectos coherentes con este propósito.

Las colaboraciones se recibirán entre los meses de abril y octubre del año 2013, debiendo ser remitidas a nuestra dirección de correo electrónico: pinssen@yahoo.com.ar  o a nuestro Facebook: Espacio LTF.
 
 
 
Hartos de que una postura como el abolicionismo penal, sea sistemáticamente tildada de “utópica” o “irrealizable”, nos proponemos derrumbar de una vez por todas este prejuicio, y qué mejor que una actividad de estas características para cumplir esa meta en forma exitosa.

Existen infinidad de cosas por hacer. Descriminalizar conductas, generando alternativas no represivas para abordarlas; elaborar políticas preventivas de lo que comúnmente es denominado “delito”; flexibilizar la rigidez de los sistemas procesales contemporáneos; promover la inclusión postpenitenciaria de los actualmente detenidos; entre muchísimas otras posibilidades.

El sistema penal históricamente ha generado infinidad de perjuicios, calamidades, desastres y daños irreparables no sólo para los directamente damnificados, sino para el conjunto de la sociedad. Siglos y siglos de fracaso y violencia social organizada, ameritan que con la mayor de las firmezas empecemos a pensar seriamente en la construcción de algo francamente superador.

Sólo pedimos un poco de “Imaginación no punitiva”.

Desde ya muchísimas gracias por su atención.
 
 

 

1 comentario:

  1. Anónimo7/10/13 1:24

    Cuando las supersticiones comienzan a marcar el camino de lo que parece ser el fin, el abismo se agiganta en proporción a los pasos dados, un escenario de hostilidades culmina demostrando que aquello otorgado con fraternidad, con intenciones cuyo punto de partida es la nobleza y el sentimiento desinteresado, se ven vapuleados, pisoteados. Sí, ese abismo en el que uno se encuentra sumergido cuando ha querido y lo han defraudado se presenta muy sombrío, la sensación parece irremontable, el dolor extremo. La única cura es el tiempo, la misma que hoy constituye la enfermedad se muestra como la única alternativa, un entrañable deseo de olvidar es el mismo que despierta el anhelo de volver, la enorme ambición de olvidar, esa intención artificial por no asumir el problema o por querer revertirlo ¨da lo mismo¨ es quien da paso al vicio del recuerdo, martirio imborrable, dulce, dorado, que hoy la realidad lo muestra lejano, imposible. Querer sin presentir, soñar sin hallar en el sueño la experiencia del dolor, que difícil es todo, el mundo y sus estructuras, el engaño de la libertad guionando nuestros deseos con la estupidez a su favor, que difícil es todo.

    Santi Vanders

    ResponderEliminar